Historia de nuestro centro

INICIO

L

os principios fueron humildes y no exentos de vicisitudes. El entonces llamado INB Mixto de las Rozas empezó a funcionar de prestado. Sin edificio propio –que estaba en construcción-, profesores y alumnos encontraron cobijo en las aulas del Colegio Nacional “San Pío X” de Majadahonda. Así consta en la primera sesión de claustro (16-X-1978) del INB Las Rozas, “sito provisionalmente en el Colegio Nacional San Pío X”, de Majadahonda, y debido “a las dificultades –son palabras de la Srª Directora- para nuestra instalación en la Granja Escuela de la Sección Femenina en Las Rozas”, posteriormente Colegio de San Miguel.

Modesta, muy modesta fue la matriculación: 270 alumnos distribuidos en 4 cursos de primero de BUP, 3 de segundo, 1 de tercero y un COU. El horario, de cuatro horas vespertinas, abarcaba desde las 17:15 hasta las 21:30. El 21 de noviembre se celebró ya el claustro en los locales de la Granja Escuela de la Sección Femenina de Las Rozas (calle Calvo Sotelo, 34, entonces). Una comisión se encargó de elaborar el Reglamento de Régimen Interno, y, ante la masiva solicitud de plaza para curso siguiente, se acordó (11-V-1979) que, en primer lugar, se admitiera a los alumnos sin ninguna asignatura pendiente; después a los de una y, en tercer lugar, a los que tuvieran dos pendientes. Siempre contarían con prioridad los matriculados en el Centro durante el curso anterior.

Convenía –al menos así se pensaba reiteradamente- encontrar un nombre para titular del Centro. Distintas opciones se fueron barajando, pero al fin, se ofreció la siguiente terna: Vicente Aleixandre, Clara Campoamor y Blas de Otero. Nada, no hubo acuerdo, seguirá llamándose INB Mixto de las Rozas. Casi una década después, volvió a insistirse en el empeño. En esta ocasión se propusieron los nombres de: Victoria Kent, Antonio Magariños, Europa, Pueblos de Europa, Avenida Real. Tampoco hubo acuerdo. Seguirá siendo “IB Las Rozas I” –que ya se había construido un segundo Instituto- y, en la actualidad, “IES LAS ROZAS I”.

PRIMER EDIFICIO

A

quel humilde Instituto, escaso en metros construidos y, arquitectónicamente modesto, muy pronto mostró una exuberante vitalidad. Ante todo, porque, si bien parece un producto de la imaginación, en aquellas calendas Las Rozas y Majadahonda eran dos poblaciones menores.

Ninguna de ellas alcanzaba los diez mil habitantes, y el Instituto naciente en las Rozas era el único –excepción hecha del de Pozuelo-Estación- en la extensa zona noroeste de Madrid. Desde Villafranca del Castillo, Boadilla del Monte, Villanueva del Pardillo, El Plantío, Majadahonda, hasta Colmenarejo y Galapagar, afluían las solicitudes de admisión en el Centro. Ardua y complicada se tornó esta tarea de admisión de alumnos, máxime cuando se le reconocía ya un prestigio generalizado, quizá por los buenos resultados académicos, especialmente en la selectividad, tras difundirse la noticia de que dos alumnos habían obtenido sendos dieces en matemáticas.

CRITERIOS DE ADMISIÓN

H

ubo que perfilar, por todo ello, con sutileza y máximo afán de justicia los criterios de admisión.

En el claustro del 11 de mayo de 1881 quedaron establecidos de la siguiente manera:

  1. Hijos de profesores del Centro;
  2. Alumnos con hermanos en el Centro;
  3. Alumnos de EGB procedentes de Colegios Nacionales de Las Rozas;
  4. Estudiantes de EGB procedentes de Colegios Nacionales de Majadahonda;
  5. Los alumnos de EGB procedentes de Colegios no estatales se atendrían al siguiente baremos:
    1. Proximidad al Centro (3 puntos para las Rozas, 2 puntos para Majadahonda y 1 punto para el resto);
    2. Criterios académicos: nota media de Suficiente (1 punto); nota media de Bien (2 puntos); nota media de notable (3 puntos) y nota media de Sobresaliente (4 puntos).
    3. Por fin, los hijos de familia numerosa contarían con 1 o 2, respectivamente si se tratase de segunda o de primera.

El horario de 5 unidades didácticas por la mañana y 2 por la tarde funciona a satisfacción y pleno rendimiento.

EL PROFESORADO

E

l profesorado –mayoritariamente compuesto por catedráticos y agregados- apenas sufrió las vacilaciones e impulsividades de aquellos movimientos conflictivos en la enseñanza, muy resistentes en aquellos tiempos, sobre todo por los llamados “PNN”. El núcleo firme y bien compacto del profesorado dedica sus esfuerzos a la permanente elevación del nivel educativo, cultural y científico de los alumnos -convencidos de que “la ignorancia no es progresista”- y a fomentar y promover la cultura del esfuerzo como estímulo e incentivo, lejos de la pésima “política del halago simple y fácil”.

Sin la pretensión de convertir esta página en recuento de evocaciones de lugares, esperanzas y melancolías, cabe decir –y es de justicia- que varios profesores contaban con el doctorado en sus respectivas materias, algunos (Dª Carmen Sánchez Carreras, D. Ramón Rodríguez García, D. Feliciano Blázquez Carmona) pasaron a ejercer docencia en la Universidad; el profesor de Matemáticas, D. Lucio Díaz Paniagua, prestigioso informático, que fue nombrado Consejero Técnico de la Dirección General (MEC); D. Francisco López Rupérez, catedrático de Física y Química sería Viceconsejero de Educación, Director General de Centros y Presidente del Consejo Escolar del Estado. D. Agustín Devesa del Prado, profesor de Religión y Mercedario, fue elegido General de su Orden –La Merced Descalza-, cargo que compatibiliza con su tarea docente en el Instituto.

LOS ALUMNOS

E

n el curso 1986-87 llegaron a constituirse 21 grupos de alumnos (6 primeros, 5 segundos, 5 terceros y 5 COUs). El reconocimiento social había sido creciente. Se hablaba de lacalidad, alto nivel educativo y espíritu de trabajo como características de Centro y ello se convertía en exigencia que obligaba a la permanente innovación superadora.

Se pusieron en marcha los proyectos Atenea y Mercurio, se fomentaron los intercambios con Inglaterra y Francia (la catedrática de Francés era nativa), se trajo a charlas y coloquios con el alumnado a personalidades como José Luis López Aranguren, Francisco Umbral, Gloria Fuertes, Rafael Alberti, etc., se logra implantar el segundo idioma y, con el apoyo del Seminario de Lengua, los alumnos confeccionaron un periódico (Cras) muy dignamente escrito y maquetado, y consiguió un importante premio económico.

DAÑOS EN EL EDIFICIO

Pero una circunstancia adversa –el derrumbamiento de una bovedilla (8-01-1986)- supuso, no sólo una desgracia, sino, sobre todo, la ruptura de la normalidad escolar. Mes y medio dudaron las obras de reparación, tiempo en que profesores y alumnos tuvieron que desplazarse al IB de Majadahonda, aprovechando el turno de la tarde.

A las 17 horas del 18 de febrero de 1986 se celebra la sesión de claustro en la sala de profesores de aquel Centro. Lamentó la Srª Directora que, debido, sin duda, a las lamentables circunstancias, las calificaciones de la segunda evaluación habían sufrido un descenso evidente. Una de las más gratas satisfacciones las proporciona a este Centro Escolar el alumno de COU, Diego Garijo Hernández, que recibió el Premio Nacional de Bachillerato 1998-99.  Con tan grato motivo se le rindió un merecido homenaje en el Auditorio Municipal de Las Rozas. La Asociación de Padres le obsequió con una placa que lleva inscrito este elocuente mensaje:

“El esfuerzo consigue que los sueños se hagan realidad”.

ALUMNOS FAMOSOS

M

uchos y buenos profesionales, hoy, más o menos conocidos pasaron por las aulas de este Instituto.

  • Antiguo alumno es Benjamín Prado, laureado novelista y escritor de ensayo y de artículos periodísticos –especialmente en “El País”- y rostro conocido porque aparece habitualmente en las tertulias de La Sexta, Televisión.
  • Renombre a nivel internacional ha ido adquiriendo otro antiguo alumno del Centro, José Luis GalacheVielba. Inició los estudios universitarios en la Facultad de Física de la Complutense. Posteriormente continuó estudios en Inglaterra, especializándose en Astronomía.  Allí le fue concedida una beca de investigación para el Instituto Astronómico de la Universidad de Harvard. En el Departamento de “Cuatro Planetas Menores” figura José Luis Galache Vielba como un distinguido especialista en el estudio de los asteroides. Sobre este tema fue recientemente entrevistado en T5.  Cabe resaltar, que ha sido uno de los seis elegidos para participar en un coloquio sobre asteroides, moderado por un miembro de la NASA y organizado por la Casa Blanca.

LOGSE

E

n 1990 entró en vigor la LOGSE, con sus ciclos de Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato o FP. España se convertía en el país de Europa con el Bachillerato más corto. Perplejidad y desencanto en el viejo profesorado. Se reflexiona colectivamente sobre el documento Centros Educativos y Calidad de Enseñanza a fin de ir logrando una nueva mentalización.

En el curso académico 1996-97 se implantó el Primer Ciclo de E.S.O., y el I.E.S “Las Rozas I”.  En ese momento emprendía la nueva andadura docente.

Dr. Feliciano Blázquez

Quieres conocer la historia completa

contada, con elegancia y cariño, por quien formó parte de ella.